En los altos niveles de competencia, sólo lo mejor es aceptable y las bielas Saenz son reconocidas a nivel mundial por su diseño de avanzada y calidad. Marque la diferencia en su proyecto de motor gane usted también con bielas Saenz.

 

Saenz considera cada proyecto de motor en particular, en concomitancia con las modernas técnicas de preparación. Es por eso que no tiene bielas en stock, personalizando cada orden de acuerdo a su aplicación específica.
Cuando los reglamentos técnicos o el peso mínimo no son impedimento para el desarrollo, el diseño de las biela es un punto muy importante en la preparación. La distancia entre los centros de la biela determinará las aceleraciones del pistón, así como variará las fuerzas laterales y de inercia. Seguramente la distancia  entre centros más apropiada  de la biela para competencia no es la que los diseñadores del motor eligieron para su uso en las calles. Las dimensiones de los cojinetes y bujes de biela tienen influencia en el consumo de potencia por rozamiento y los materiales que perfectamente funcionan en un motor de uso particular, pueden ser insuficientes para uso en carrera.

Cuando se prepara un motor, la potencia se incrementa mediante el aumento  de la presión de compresión y el número de revoluciones de giro del motor. Una  forma de incrementar la presión es a través de un soplador que aumente la cantidad de mezcla aire combustible que ingresa a los cilindros.(turbocompresor, compresor volumétrico, etc.)
Lo que genera la explosión en el cilindro es el oxígeno en reacción con el combustible. Los otros componentes del aire solamente amortiguan la explosión, por lo que el agregado de algún compuesto rico en oxígeno a la mezcla también aumentará la presión de combustión y por ello la potencia (oxido nitroso) En estos casos se necesitan bielas firmes que soporten las presiones sin pandeo. Si ninguna de estas opciones está permitida, la potencia debe obtenerse mejorando el llenado de los cilindros y aumentando las rpm del motor.Las bielas para estos motores deben ser fuertes en la zona del cojinete y tener un reducido peso alternativo a fin de minimizar las fuerzas de inercia. Así, en Saenz no nos conformamos con hablar de bielas para una determinada potencia, queremos saber cómo el preparador pretende llegar a esos valores y ponernos a su servicio para entregarle la bielas que mejor se adapte a su proyecto. Nuestro equipo toma cada orden de trabajo como trascendente, ningún proyecto es pequeño para quien lo hace con pasión.  No dude en consultarnos y tendrá a su disposición la calidad en bielas que ha ganado campeonatos a nivel zonal, nacional y mundial..

El nivel de comunicación alcanzado hace que cualquiera pueda averiguar como debe hacerse correctamente una biela. Los materiales, tratamientos térmicos y superficiales, modelos matemáticos para el diseño y hasta bielas que han funcionado correctamente pueden copiarse.
Solamente cuando fabricar las mejores bielas es un destino y no un empleo o negocio, puede entenderse por que Saenz marca la diferencia. ver más

DESCARGAR HOJA DE PEDIDO >
IR A LA SECCIÓN DE PREGUNTAS FRECUENTES >

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

ENVIAR

ventas@saenzgroup.net
+54 (011) 46690956 / 44853028

Materiales
Las bielas Saenz son construidas en acero, titanio ó aluminio. De cada uno de estos elementos se usan determinadas aleaciones balanceando costos y aplicación.
Cada barra de material a utilizarse en la fabricación de bielas es numerada y sometida a ensayos de templabilidad.
Aleatoriamente, el 10% de las probetas tomada de cada barra es sometido a análisis químicos para verificar si las cantidades de los elementos que componen la aleación coinciden con los indicados en el certificado que el proveedor del material entregó.
Una vez aprobado, el material es enviado a la planta donde se forjará para orientar las fibras de acuerdo a la forma de la futura biela.
Nuestro objetivo es forjar el material a una forma similar a la biela terminada pero con un sobrante que permita, mediante mecanizado en centros computarizados, remover el material que ha perdido carbono al estar en contacto con la matriz de forja.
Las bielas forjadas que equipan a los motores de los autos de calle suelen tener en su exterior una capa de material cuyas propiedades mecánicas son diferentes a las del núcleo.
Saenz posee 6 matrices básicas que cubren la mayoría de las dimensiones de las bielas de los motores actuales. No obstante ello solamente entre el 20% y el 30 % del material forjado será parte de la biela, el resto será viruta. Luego del forjado se hace un tratamiento térmico que regenera la estructura metálica y favorece su mecanizado.
De nuevo en nuestra planta, se realiza un rectificado y perforado que servirá como referencia para las restantes operaciones del proceso de fabricación.
El proceso continúa en los centros de mecanizado donde la biela toma su forma y dimensiones exteriores definitivas.
Posterormente se efectúa un pulido, granallado y control de aspecto. El peso es tomado individualmente en la parte rotacional y alternativa de la biela como forma de controlar las dimensiones de la misma.
Si la desviación está dentro de la tolerancia del 1% se procede al agujereado y roscado, también en centros computarizados (CNC).
La biela está ahora lista para ser enviada al proceso de tratamientos térmicos de donde volverán a nuestra planta con los valores definitivos de estructura metálica y dureza.
100% de las bielas son controladas en dureza a la vez que una probeta de cada carga es analizada metalográficamente en el microscopio. Una biela-probeta de cada carga de tratamiento térmico es conservada durante dos años como referencia.
Las bielas de Titanio, Aluminio y algunas aleaciones de acero son mecanizadas ya con los valores de dureza definitivos, sometiéndose en este punto del proceso a un tratamiento térmico de destensado para liberar las tensiones creadas durante el mecanizado.
En este punto la biela y la tapa se separan, se rectifican las superficies del corte y colocan los bujes o espinas de guía.
Las bielas se arman con bulones de sacrificio.
Se aproximan los laterales de la biela a una medida aproximada mayor a la final y se mecaniza el alojamiento del cojinete controlando la distancia entre centros.
Vuelven a desarmarse las bielas, se colocan los bujes y se hacen las trabas de los cojinetes.
Se controlan visualmente y se balancean, teniendo en cuenta igualar por separado el peso alternativo y el rotacional.
Luego del pulido final, un proceso de shot peening calibrado da la textura definitiva al exterior de la biela.
Una vez lavadas y repasadas las roscas, se montan los bulones definitivos verificando en cada uno la tensión de apriete.
Las bielas son terminadas a la medida final de axial.
Tomando las caras laterales como referencia, se da la medida final al diámetro que alojará a los cojinetes. Esta operación se realiza mediante dos operaciones de bruñido, la primera hasta una medida 0.02mm menor a la final. La segunda operación de bruñido asegura la rugosidad y redondez.
Una vez terminado el alojamiento de los cojinetes, éste se usa para tomar la biela durante el alesado del buje del perno de pistón a 0.02mm de la medida final, asegurando de esta forma el paralelismo entre el eje del cigüeñal y el perno de pistón.
La medida definitiva del alojamiento del perno de pistón se logra mediante el bruñido.
La biela está ahora en condiciones de ser usada, pero antes debe pasar por el control de calidad, donde se verifican aspecto general, dimensiones y balanceo, quedando registrados en nuestros archivos los valores obtenidos.
Cada biela Saenz posee un número de parte que refiere a su orden de trabajo donde quedan asentados la partida de material, la forja, sus dimensiones, los programas usados, su probeta correspondiente de tratamiento térmico, el personal que intervino en la fabriación y control, pesos, etc.
En Saenz no sólo sabemos como fabricar una biela, si no que lo hacemos tratando de mejorar en cada detalle, con la calidad total como premisa.